Llega septiembre y nuestro cuerpo pide volver a la rutina. Levantarse pronto, cuidarse con la comida y sobretodo volver a empezar con el deporte que hemos abandonado durante los meses de verano.

Lo que yo te propongo para hacerlo (no para pensar en hacerlo) es este truco: engaña a tu cerebro. ¿Cómo?

Muy sencillo; empieza pensando que sólo vas a correr 10 minutos, una vez superados, no pares sigue adelante un rato más. Aunque lo ideal es que empieces poco a poco, unos veinte minutos aprox., así no vas a torturarte y crearás tu rutina. Esta rutina empiézala por la mañana, antes de desayunar, así los beneficios aumentaran el doble.

¡Adelante!   

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario