La primera vez que oí hablar del tipo metabólico fue en boca del Dr. Mercola. Un referente para mí. Según él, cada tipo de persona necesita un tipo de dieta específica. Esto es algo que me llamó muchísimo la atención hace unos años y por eso te lo quiero explicar ahora y aquí.

Con los años me fui metiendo en las dietas del tipo metabólico y me reafirmo en qué es lo mejor que puedes hacer para catapultar tu salud. Verás que si lo haces podrás perder peso, mantendrás la salud de manera sistémica y tendrás unos niveles de energía muy altos.

Este tipo de dieta se remonta al 1930 cuándo el Dr. Weston Price, dentista de profesión, empezó a investigar diferentes tipos de dieta de las comunidades indígenas. Vivió y se relacionó con ellas durante años. Durante ese tiempo se dio cuenta de que cada comunidad comía una dieta diferente. Él, cómo buen dentista que era, se dió cuenta que todos los integrantes de las tribus tenían una dentadura casi perfecta. El Dr. Price lo argumentaba a que todo era gracias a la dieta que seguían: específica de cada zona. Todas estas tribus, con dietas totalmente diferentes, tienen muy poco índice de grasa corporal, bajos índice de cáncer y muy pocas enfermedades crónicas.

Con esto te quiero animar a que busques tu dieta tipo. La que sea originaria. No una universal.

Actualmente tenemos unos test para conocer tu qué tipo de dieta se acerca más a tu tipo metabólico.

Venga, no te desanimes y empieza ya. El futuro se empieza a construir hoy.