Dentro de las frutas que tenemos de origen tropical, muchas de ellas están cargadas de azúcar. Como es el caso de la piña o el melón. Aun que no eximimos que se puedan comer, siempre y cuando no haya, mucho sobrepeso y demás, en la papaya encontramos una fruta no excesivamente dulce, con mucha fibra y muy saciante.

Esta fruta es ideal para tomar durante el desayuno, sobretodo con personas que tienen tendencia a los hinchazones abdominales.

Voy a contarte un truco: corta la papaya y rocía un poco de limón encima y tírale semillas de chía. De esta manera tendrás la fibra para gran parte del día.

¡Qué aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario