DETOX 5 DÍAS

El plan de 5 días está pensado para aquellos que quieren tener los beneficios de un detox sin perder demasiado peso

DETOX 7 DÍAS

El plan de 7 días está pensado para personas que necesitan mejorar su salud sustancialmente y perder hasta 7 quilos

DETOX 14 DÍAS

El plan de 14 días es para las personas que necesitan un empujón más fuerte para tomar control de su salud y peso. Pudiendo llegar a perder hasta 10 quilos

En la primera fase de mi programa propongo decididamente una desintoxicación. Recuerdo uno de mis profesores que alardeaba orgullosamente de que cuando sus pacientes acababan  la fase de depuración, casi se habían curado y no necesitaban tratamiento. Ahora, con los años, entiendo de lo que hablaba.

 

Efectivamente cuando acabamos de depurar y limpiar el organismo, la persona se ha revitalizado, rejuvenecido y en muchos casos, curado. Aquí tenemos otra vez una de las fascinantes vertientes del cuerpo y su gran capacidad de regenerase cuando le damos las opciones adecuadas. Porque no olvidemos que el cuerpo tiende a la salud y no a la enfermedad.

Para que el cuerpo se regenere y detoxifique debemos hacer dos cosas. La primera es dejarlo descansar y reposar, la segunda, lo debemos nutrir.

Cuando empecé hace muchos años, daba plantas y restituía la dieta. Con este tímido acercamiento veía como el cuerpo empezaba la curación pero no acababa de forjarse. Hoy en día, después de ver la potencia y la eficacia de una detoxificación bien hecha, me decido por un método más drástico y eficaz.

Para entender esta fase es imprescindible que primero os introduzca el concepto de “ayuno nutricional”. Esta fase es la que más suele sorprender a la gente por sus resultados y la rapidez con la que se consiguen. Mediante el “ayuno nutricional”, los suplementos y los implantes de colon, vamos a permitir que el cuerpo se limpie y se nutra eficazmente. En esta fase de inicio veremos cómo se  empieza a eliminar el dolor, a recobrar la vitalidad, a BAJAR DE PESO, a mejorar el sueño e incluso a recobrar la libido de forma sorprendente entre otras cosas.

(Durante todo este texto uso la palabra licuado que es un sinónimo de zumo. No uso la palabra zumo para que se distinga del Zumo de naranja o de cítricos para los que se usa una exprimidora , que es una maquina totalmente diferente y un zumo diferente también).

Durante esta fase consumirás una dieta basada en licuados de verduras y de frutas. Sabemos que al hacer una dieta puramente liquida o semilíquida, el cuerpo entra en un modo de reparación y de depuración , eliminando toxinas y re nutriendo de vitaminas y de minerales.

La primera vez que oí hablar de los ayunos a base de licuados pensé que jamás podría hacer nada parecido. Ahora después de llevarlo a la práctica infinidad de veces, te aseguro que es la mejor forma de resetear el cuerpo, rejuvenecerlo, perder peso, recobrar la línea y recobrar la vitalidad.

A diferencia de lo que la gente se cree, a partir del 2 -3 día de licuados, se elimina por completo la sensación de hambre y se hace muy fácil de llevar.

Encontramos básicamente dos tipos de acercamientos, aunque las personas que lo deseen pueden adaptarlo aún más, haciendo solo el desayuno líquido u otras opciones. De todas maneras son estas las dos opciones que sin duda nos van a proporcionar los mejores resultados.

1 – licuados 70 % y comida 30 %:

Este método consiste en el consumo de un licuado al desayuno, un licuado a media mañana, una comida (rica en verduras y algo de pescado o de carne magra), una merienda (fruta + frutos secos) o un licuado y un licuado para la cena.

Este es ideal para las personas que están en un estado de salud razonablemente bueno y que no tienen sobrepeso o que les interesa perder poco peso.

Un ejemplo de cómo sería un día…

 

DESAYUNO

Licuado – zumo Naranja

MEDIA MAÑANA

Licado – zumo verde

COMIDA

¾ DEL PLATO: Un gran plato de crudos, hervidos o al vapor (escarola, rúcula , canónigo, espinacas o lechugas , tomate, pepino, pimiento, cebolla + TODAS LA VERDURAS Y HORTALIZAS (a excepción de maiz y la patata )).

¼ DEL PLATO: debe estar constituido de pescado blanco o azul o de carnes magras como es el caso del pollo, pavo, conejo o huevos.

MEDIA TARDE

FRUTA (Fruta del tiempo, a poder ser Manzana o Pera + un puñado de frutos secos (10 o 15 almendras o nueces por ejemplo))

O si no… Licuado – zumo verde o naranja

CENA

licuado- zumo verde

ANTES DE DORMIR

licuado naranja

** Durante este acercamiento un gran número de horas desde la merienda o la cena sin comer hasta el día siguiente a la comida, el cuerpo puede depurar y re nutrir.

 

2 – 100% licuados:

Este es mi método preferido, ya que es el que permite al cuerpo regenerarse y perder peso más eficazmente. Durante esta fase podemos perder entre 3 y 5 kg (por cada semana).

Notaremos que solo vamos a pasar hambre los primeros 2 o 3 días y que esto es muy llevadero, ya que los licuados nos sacian de forma espectacular.

Un ejemplo de un día…

DESAYUNO

Licuado Naranja

MEDIA MAÑANA

Licuado verde

COMIDA

Licuado verde

MEDIA TARDE

Licuado verde o naranja

CENA

Licuado verde

ANTES DE DORMIR

Licuado naranja

Para obtener una buena depuración del organismo, debemos extenderlo durante 21 DIAS. Como todos los procesos podemos adaptarlo, es decir, las personas que se sientan intimidadas por este espacio de tiempo lo pueden llevar a cabo durante 15 días , 1 semana o el tiempo necesario. Siempre será mejor que no hacer nada.

Si debemos extenderlo más de 21 días, es necesario la supervisión médica adecuada, dicho esto, puede extenderse durante 30 o 60 días en casos extremos de enfermedad o de sobrepeso, pero siempre bajo supervisión médica.

Durante este proceso consumimos un volumen de verduras y frutas de forma LIQUIDA. De esta manera, al no usar el sistema digestivo, este se puede reequilibrar y regenerar. Sabemos por ejemplo que el páncreas al no usar los enzimas para la digestión, los utiliza para eliminar desechos y reconstruir tejido. El hígado es otro de los órganos que depura el cuerpo en este estado.

Como podemos ver un protocolo engloba comer y el otro es puramente de líquido. Las ventajas y desventajas son las siguientes.

Con el primer protocolo de SEMI- ayuno vemos que al reposar el sistema digestivo durante unas horas, tenemos el beneficio de la desintoxicación y no bajamos tanto peso, cosa que puede interesar a las personas que partan de un peso justo o menor de lo deseado, aunque según mi experiencia, las personas que tengan que perder peso pierden y las personas que están cerca de su peso ideal se mantienen o pierden poco incluso con los ayunos.

Yo personalmente he visto que durante el semiayuno, me es más difícil controlar el apetito, ya que nunca dejamos totalmente de comer. Pero en mi práctica veo que a los pacientes les es tan fácil uno como el otro.

Una pregunta típica que me hacen es si en vez de comer a la comida pueden a la cena…

De forma excepcional sí, pero es mucho mejor que hagamos la comida y reposemos a la cena que es cuando mejor descargamos el sistema digestivo.

El segundo acercamiento, el AYUNO, solamente consumimos licuados de verduras y de frutas todo el día. Este acercamiento es menos recomendable en personas que tengan un peso por debajo de lo deseado. De todas maneras, estas personas pueden practicar este acercamiento durante una semana o 10 días SIN PROBLEMAS y luego saltar al otro.

Este acercamiento es sin duda el más eficaz a la hora de eliminar toxinas y perder peso.

La primera vez que lleve a cabo un ayuno, tenía una enorme adicción a la comida y una sensación de que necesitaba comer constantemente y una gran cantidad. Después de mi primer ayuno de 21 días, no solo perdí 10 kg y me encontraba rejuvenecido, sino que recobre el control sobre la comida. Elimine la adicción y me di cuenta que soy yo el que decide qué y cuánto como.

Los beneficios a nivel mental son excepcionales también y un aspecto que debemos tener en cuenta.

Me preguntan una y mil veces y siempre respondo lo mismo. ¡La parte más importante para recobrar la salud es sin duda esta… la detoxificación!

Los beneficios son incontables. Durante este proceso perderás peso, rejuvenecerás tu piel, eliminarás el acné, mejorarás tus digestiones, recobrarás la vitalidad, eliminarás el dolor, mejorarás el sueño, aumentarás el sistema inmune y curarás o empezarás la curación de innumerables patologías. En definitiva, curarás tu cuerpo.

Si tu intención es perder peso, te recomiendo que emplees el método del ayuno total. Primeramente porque bajarás más peso (aprox. 0.5 kg / día), depurarás más toxinas y porque pasados los 3 – 4 primeros días desaparece el apetito totalmente cosa que con el semi ayuno siempre hay la posible tentación de comer.

No hay uno mejor que el otro. Yo y cientos de pacientes hemos practicado los dos y ambos se pueden llevar a cabo fácilmente.

La mejor parte es que si sentimos que nos descarriamos y volvemos a ganar peso, siempre podemos hacer un reset de un ayuno de 5 días o incluso 3 días para ponernos en marcha otra vez.

De forma sistemática se gana entre un 10% – 20 % del peso perdido (que suele pasar en todas las dietas y tiene que ver con el agua, el glucógeno muscular y el llenado de los intestinos), pero el resto se mantiene con algún pequeño cambio.

Si el peso es un tema que os preocupa, NO SOLO OS FIÉIS DE LA BÁSCULA como método de progreso. Es algo que a mí personalmente casi me hace perder la cabeza. Es más interesante ver una foto del antes y el después, medirte la cintura y la cadera o medir el IMC. El peso es algo demasiado relativo.

Los estudios realizados han visto que las personas que llevan a cabo estos ayunos de licuados cuando se les hace un seguimiento durante los meses y años posteriores, tienden a comer dietas más sanas y con más verduras y frutas. Por tanto a la larga, también bajan de peso.

Desde mi punto de vista personal, tanto para mi, como para mis pacientes, ha sido el mayor descubrimiento de los últimos 10 años. Yo, por ejemplo en mi primer ayuno, perdí 10 kg en 21 días y durante los próximos 3 meses subí 3 kg y luego me mantuve. Rejuvenecí mi piel, volví a dormir bien como cuando era un adolescente, recobré mi vitalidad y, mis digestiones, que habían sido un problema los últimos años de mi vida, se restituyeron al 100%.

Varias veces durante este proceso, después de vacaciones o periodos que me había salido de la ruta, hice ayunos de 3 o de 5 días (cosa que sigo haciendo y haré toda mi vida).

Uno de los datos más reveladores que tuve al embarcarme en este proceso de rejuvenecimiento a base de licuados, es que, a diferencia de lo que creemos o nos han hecho creer, el cuerpo está programado y preparado para funcionar con ayunos.

Si contamos que la evolución del hombre desde que era simio hasta la actualidad son unos 7 millones de años y que la época de opulencia y exceso alimenticio solo tiene unos 100 años para la población desarrollada.

Podemos ver que durante este largo proceso de tiempo, debido a factores climáticos y demás, los hombres han tenido que adaptarse a largos periodos de tiempo sin comida.

El cuerpo está perfectamente preparado para iniciar el proceso de alerta y subsistir de su propia grasa. No solo esto, sino que las personas que hemos hecho ayunos prolongados, podemos constatar que hay un aumento de la vitalidad.

¿A qué se debe esto?. Parece ser que cuando el cuerpo entiende que esta en la “sabana” sin alimento, ese propio “estrés” lleva a que agudices tu vitalidad y rendimiento al 100% para subsistir o por si tienes que cazar.

Los estudios que se han hecho en ratas nos demuestran que las ratas que son expuestas a ayunos cortos o largos, queman grasa con más facilidad, regulan sus niveles de insulina y alargan la vida al mismo tiempo que son más inmunes a los factores externos. Los mamíferos más longevos que se conocen hasta ahora son las ratas de laboratorio llevadas a ayunos. Sabemos que sometiendo a los mamíferos a ayunos prolongados, reforzamos el organismo y la longevidad. Y todos los estudios muestran que te rejuveneces.

Por tanto, una vez más, cuando el cuerpo sufre un estrés, se fortalece. Así que ayunar nos hace más fuertes.

Sabemos que durante el ayuno se regula el azúcar en sangre (a diferencia de lo que se piensa), disminuye el colesterol y regula los lípidos, se pierde peso, se eliminan tóxicos, se crean nuevos vasos sanguíneos, se rehace la flora intestinal, se fortalecen los tejidos, aumenta la hormona del crecimiento, se regulan marcadores sanguíneos, se regula la insulina y se mejoran las condiciones aeróbicas entre otras.

Contraindicaciones: sorprendentemente son pocas las personas que no pueden beneficiarse de los licuados aunque en casos de Diabetes Tipo 1, personas fuertemente medicadas, hipotiroidismo real, personas embarazadas, niños menores de 20 y otras. Recomendamos que consultes con tu médico antes de iniciar el proceso en casos de enfermedad severa o crónica.

Primeramente debemos conseguir una licuadora de calidad. Es imprescindible que tenga una boca grande y que entre al menos una manzana (mediana) entera sin cortar. Hace años que pienso que esta es la mejor inversión que podemos hacer para nosotros y nuestra familia, comprar una licuadora.

Encontramos muchas en el mercado. Las hay lentas, rápidas, por compresión…

Debemos encontrar una rápida y económica y lo más importante, que sea fácil de limpiar.

El precio suele oscilar entre 50 y 100 euros. Y deben tener de 700 a 1000 vatios.

En cuanto a los licuados…

Debemos consumir entre 4 y 6 licuados de 500 a 700 ml al dia. (Tomar menos no hará que perdamos más peso ni que depuremos mas). En estos licuados debemos respetar la ley del 80 % (verdura) y 20 % (fruta). Tienen que estar suficientemente buenos como para que los bebamos a gusto pero sin tanta fruta que estemos bebiendo azúcar.

Los licuados se pueden conservar hasta un máximo de 3 días en la nevera siempre tapados y en frascos de vidrio. También los podemos congelar, de esta forma si viajamos podemos ponerlos congelados en unas bolsa-nevera y llevarlos a donde vallamos dejando que se descongelen en el viaje.

Los licuados deben BEBERSE DESPACIO. No debemos beberlos de golpe, hemos de dejar que las enzimas de la boca actúen mientras los saboreamos.

Es importante que antes de la depuración hagamos un proceso de adaptación, y esto se consigue de una forma tan sencilla como eliminando de la dieta al 100 % durante la semana anterior los siguientes alimentos.

Todo lo que venga en una lata, en una caja o en un paquete. Todo el trigo. Todos los lácteos. Todos los dulces, zumos, café, alcohol y bebidas carbonatadas. Todos los cereales menos el arroz, el Kamut, la quinoa o la espelta. La carne roja y por supuesto las margarinas y las grasas hidrogenadas.

Debemos comer: VERDURAS (crudas o cocidas), frutas, legumbres, frutos secos, arroz y cereales mencionados, carne magra, huevos de corral y pescado (los mejores pescados de pequeño tamaño como la sardina o la caballa). Para beber… agua, agua, agua y leche de avena, de arroz o infusiones.

Si no se hace este proceso de adaptación antes de al ayuno no pasa nada (aunque no es lo deseable), lo que es muy posible que pase es que tengáis más malestar, cansancio, dolor de cabeza y etc. los primeros días del ayuno.

Para finalizar el ayuno es importante que salgamos de él de una forma suave para que el intestino se adapte otra vez a los alimentos sólidos. La mejor manera es empezar con los smoothies.

Voy a poner en este apartado algunos de los licuados más fáciles y sanos que puedes hacer y que yo uso con regularidad en mis detoxificaciones y en mi vida diaria.

LICUADOS VERDES

**todos tienen receta para 2 raciones, podemos beber una y tomar la otra a la tarde. La guardamos tapada y en la nevera.

SUPERVERDE (2 raciones)

2 pepinos

8 troncos de apio

4 manzanas verdes (royal gala)

1 manojo de espinacas frescas

1 limón (pelado, dejando lo máximo de lo blanco)

1 trozo de jengibre (opcional) (el tamaño de un quesito)

VERDE QUE TE QUIERO VERDE (2 raciones)

2 pepinos

6 troncos de apio

4 manzanas verdes (golden)

1/2 manojo de espinacas frescas (20 -25 hojas)

½ Lechuga fresca

2 limones

PERA PERFECTA(2 raciones)

6 peras

6 troncos apio

1 ramo de espinacas

LICUADOS NARANJAS-ROJOS

ZANAHORIA MANZANA GENGIBRE(2 raciones)

4 manzanas verdes (golden)

6 zanahorias

1 trozo de jengibre (opcional) (el tamaño de un quesito)

ZANAHORIA MANZANA LIMÓN (2 raciones)4 manzanas verdes (golden)

4 zanahorias

2 limones

BUENOS DIAS (2 raciones)

2 remolacha fresca grande o 2 pequeñas

2 manzana verde (Golden)

2 naranja (dejando lo máximo de lo blanco la pelar)

4 zanahorias