Desde hace años los expertos se dieron cuenta que deportes como la natación consumen muchas más calorías que el resto de los deportes. Esto parece ser que es debido al contacto con el agua: nuestro cuerpo tiene que quemar más calorías para mantener la temperatura adecuada.

De esta manera, sabemos que las duchas de agua fría, si las utilizas regularmente estimulan el metabolismo ya que obligan al cuerpo a subir su temperatura. Una forma fácil de estimular el metabolismo por la mañana es: primero realiza deporte en ayunas y después acaba tu ducha con agua fría. Debes aguantar un minuto y recorrer esta agua fría por todo tu cuerpo.

 

¡Te sentirás como nuevo/a!

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario