Hoy me gustaría darte un truco, para empezar tu día con buen pie y conseguir más lucidez mental. ¿Cada mañana empiezas con una ducha?

Pues apunta esto: termina con agua fría ya que va bien para estimular el sistema linfático. El sistema linfático es de difícil movilidad, se estanca y un buena manera para hacerlo reaccionar es mediante la hidroterapia por la mañana.

Tu puedes hacer una ducha por la mañana, cuando termines pones agua ardiendo hasta que el cuerpo entre en calor, justo después pasas a frío. Con el agua fría sigue este recorrido: pierna derecha, luego izquierda, abdomen y pecho. Luego brazo derecho, izquierdo, espalda, cabeza y paras.

Los beneficios de este proceso es la estimulación de nuestro sistema, carga de energía, detoxificación del cuerpo y la lucidez mental aumenta.

¡Así que ya sabes, empieza ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario