Nos levantamos por la mañana y nos damos una ducha con agua clorada, respirando sus vapores, usamos un jabón compuesto de benzenos, parabenes y otros aditivos que son absorbidos por la piel, nos ponemos un desodorante cargado de aluminio y un perfume también con alto contenido de metales pesados, comemos una rebanada de baguette cargada de bromuros y más metales pesados, cocinamos en una sartén de teflón, que parte de él también es absorbido por el cuerpo, bebemos un zumo envasado que contiene bisfenol A y otros derivados del plástico (aparte del alto contenido de azúcar), colocamos encima del pan algún embutido con colorantes, conservantes, nitratos y más metales pesados y …¡ESTO SÓLO HA SIDO HASTA  EL DESAYUNO! …

En la primera fase de mi programa propongo decididamente una desintoxicación. Recuerdo uno de mis profesores que alardeaba orgullosamente de que cuando sus pacientes acababan  la fase de depuración, casi se habían curado y no necesitaban tratamiento. Ahora, con los años, entiendo de lo que hablaba.

Efectivamente cuando acabamos de depurar y limpiar el organismo, la persona se ha revitalizado, rejuvenecido y en muchos casos, curado. Aquí tenemos otra vez una de las fascinantes vertientes del cuerpo y su gran capacidad de regenerase cuando le damos las opciones adecuadas. Porque no olvidemos que EL CUERPO TIENDE A LA SALUD Y NO A LA ENFERMEDAD.

Para que el cuerpo se regenere y detoxifique debemos hacer dos cosas. La primera es dejarlo descansar y reposar, la segunda, lo debemos nutrir.

Cuando empecé hace muchos años, daba plantas y restituía la dieta. Con este tímido acercamiento veía como el cuerpo empezaba la curación pero no acababa de forjarse. Hoy en día, después de ver la potencia y la eficacia de una detoxificación bien hecha, me decido por un método más drástico y eficaz.

Para entender esta fase es imprescindible que primero os introduzca el concepto de “ayuno nutricional”. Esta fase es la que más suele sorprender a la gente por sus resultados y la rapidez con la que se consiguen. Mediante el “ayuno nutricional”, los suplementos y los implantes de colon, vamos a permitir que el cuerpo se limpie y se nutra eficazmente. En esta fase de inicio veremos cómo se  empieza a eliminar el dolor, a recobrar la vitalidad, a BAJAR DE PESO, a mejorar el sueño e incluso a recobrar la libido de forma sorprendente entre otras cosas.

Definimos ayunar como el proceso en el cual limitamos o evitamos la ingesta de alimentos con la intención de permitir un reposo al organismo para que este se limpie y se regenere. Hablamos de ayuno nutricional, porque a diferencia del ayuno común (en el cual desintoxicamos el cuerpo pero no lo nutrimos), en el ayuno nutricional, desintoxicamos al mismo tiempo que nutrimos el cuerpo con licuados de verdura y fruta.

Estos licuados son totalmente naturales, frescos y elaborados por nosotros mismos. Esta es una manera que nos permite consumir cantidades ENORMES de VERDURAS Y DE FRUTAS en un corto espacio de tiempo.

Se han hecho estudios en los que se analizan zumos-licuados y se ha visto que más del 95% de la nutrición de frutas y verduras esta en el zumo y solo un 5% en la fibra. No digo que la fibra no sea importante… ¡es fundamental!, pero no para nuestro propósito.

Básicamente hay dos grandes grupos de nutrientes : los MACRONUTRIENTES y los MICRONUTRIENTES.

MACRONITRIENTES serian como la gasolina o el diesel de un coche. Lo que lo hace funcionar. El combustible. En el caso del cuerpo son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. La mayoría de las personas cuando piensan en una dieta, piensan en estos nutrientes. Estos alimentos son los que nos mantienen funcionando y son los básicos. Un ejemplo seria el arroz con pollo, que esta cargado de macronutrientes, pero apenas tiene micronutrientes.

Los MICRONUTRIENTES son algo parecido al aceite del motor, a los inyectores, los turbos y todos los líquidos que hacen que el motor internamente NO ENFERME y que funcione al 100% de su rendimiento. Estos nutrientes son los que hoy en día, desde la revolución industrial sobretodo son carentes en la dieta. ¡Estos son los que mantienen el motor!. Estos son los micronutrientes, las vitaminas, los minerales que no son imprescindibles para vivir pero que sin ellos ENVEJECEMOS Y ENFERMAMOS.

Estos micronutrientes son los que inundan nuestro cuerpo cuando hacemos un ayuno nutricional. Estos son los que nos van a curar. ESTOS SON LOS QUE TANTO NECESITAMOS.

Cada vez que bebemos un licuado, se calcula que en 15 minutos ha pasado al torrente circulatorio, y este va hasta el final de nuestras células llevando vitaminas, minerales y Fito nutrientes. Cuando estos nutrientes llegan a las células, las células eliminan los tóxicos mas rebeldes y absorben los micronutrientes. Si combinamos esto con el hecho de que nuestro cuerpo, al no comer, puede dedicarse al 100% a limpiar y reparar, tenemos el auténtico milagro.

El ayuno nutricional consiste en estar un tiempo limitado a base de licuados de verduras y de frutas (solo o mezclado con comida) para que el cuerpo emplee toda su energía y vitalidad en repararse y reconstruirse.

Si en un día hacemos 4 a 6 comidas, el mero hecho de saltarnos el desayuno y substituirlo por un licuado ya es en cierta manera una forma de ayuno, así que aún que yo propongo dos métodos muy específicos, podemos adaptarlo a nuestra conveniencia.

Durante todo este texto uso la palabra licuado que es un sinónimo de zumo. No uso la palabra zumo para que se distinga del Zumo de naranja o de cítricos para los que se usa una exprimidora , que es una maquina totalmente diferente y un zumo diferente también).

Durante esta fase consumirás una dieta basada en licuados de verduras y de frutas. Sabemos que al hacer una dieta puramente liquida o semilíquida, el cuerpo entra en un modo de reparación y de depuración , eliminando toxinas y re nutriendo de vitaminas y de minerales.

La primera vez que oí hablar de los ayunos a base de licuados pensé que jamás podría hacer nada parecido. Ahora después de llevarlo a la práctica infinidad de veces, te aseguro que es la mejor forma de resetear el cuerpo, REJUVENECERLO, PERDER PESO, recobrar la línea y recobrar la vitalidad.

A diferencia de lo que la gente se cree, a partir del 2 -3 día de licuados, se elimina por completo la sensación de hambre y se hace muy fácil de llevar.

Encontramos básicamente dos tipos de acercamientos, aunque las personas que lo deseen pueden adaptarlo aún más, haciendo solo el desayuno líquido u otras opciones. De todas maneras son estas las dos opciones que sin duda nos van a proporcionar los mejores resultados.

1 – licuados 70 % y comida 30 %:

Este método consiste en el consumo de un licuado al desayuno, un licuado a media mañana, una comida (rica en verduras y algo de pescado o de carne magra), una merienda (fruta + frutos secos) o un licuado y un licuado para la cena.

Este es ideal para las personas que están en un estado de salud razonablemente bueno y que no tienen sobrepeso o que les interesa perder poco peso.

Un ejemplo de cómo sería un día…

DESAYUNO
Licuado – zumo Naranja

MEDIA MAÑANA
Licado – zumo verde

COMIDA
¾ DEL PLATO: Un gran plato de crudos, hervidos o al vapor (escarola, rúcula , canónigo, espinacas o lechugas , tomate, pepino, pimiento, cebolla + TODAS LA VERDURAS Y HORTALIZAS (a excepción de maiz y la patata )).

¼ DEL PLATO: debe estar constituido de pescado blanco o azul o de carnes magras como es el caso del pollo, pavo, conejo o huevos.

MEDIA TARDE
FRUTA (Fruta del tiempo, a poder ser Manzana o Pera + un puñado de frutos secos (10 o 15 almendras o nueces por ejemplo))
O si no… Licuado – zumo verde o naranja

CENA
licuado- zumo verde

ANTES DE DORMIR
licuado naranja
** Durante este acercamiento un gran número de horas desde la merienda o la cena sin comer hasta el día siguiente a la comida, el cuerpo puede depurar y re nutrir.


2 –
 100% licuados:

Este es mi método preferido, ya que es el que permite al cuerpo regenerarse y perder peso más eficazmente. Durante esta fase podemos perder entre 3 y 5 kg (por cada semana).
Notaremos que solo vamos a pasar hambre los primeros 2 o 3 días y que esto es muy llevadero, ya que los licuados nos sacian de forma espectacular.
Un ejemplo de un día…

DESAYUNO
Licuado Naranja

MEDIA MAÑANA
Licuado verde

COMIDA
Licuado verde

MEDIA TARDE
Licuado verde o naranja

CENA
Licuado verde

ANTES DE DORMIR
Licuado naranja

Para obtener una buena depuración del organismo, debemos extenderlo durante 21 DIAS. Como todos los procesos podemos adaptarlo, es decir, las personas que se sientan intimidadas por este espacio de tiempo lo pueden llevar a cabo durante 15 días , 1 semana o el tiempo necesario. Siempre será mejor que no hacer nada.
Si debemos extenderlo más de 21 días, es necesario la supervisión médica adecuada, dicho esto, puede extenderse durante 30 o 60 días en casos extremos de enfermedad o de sobrepeso, pero siempre bajo supervisión médica.

Durante este proceso consumimos un volumen de verduras y frutas de forma LIQUIDA. De esta manera, al no usar el sistema digestivo, este se puede reequilibrar y regenerar. Sabemos por ejemplo que el páncreas al no usar los enzimas para la digestión, los utiliza para eliminar desechos y reconstruir tejido. El hígado es otro de los órganos que depura el cuerpo en este estado.

Como podemos ver un protocolo engloba comer y el otro es puramente de líquido. Las ventajas y desventajas son las siguientes.

Con el primer protocolo de SEMI- ayuno vemos que al reposar el sistema digestivo durante unas horas, tenemos el beneficio de la desintoxicación y no bajamos tanto peso, cosa que puede interesar a las personas que partan de un peso justo o menor de lo deseado, aunque según mi experiencia, las personas que tengan que perder peso pierden y las personas que están cerca de su peso ideal se mantienen o pierden poco incluso con los ayunos.

Yo personalmente he visto que durante el semiayuno, me es más difícil controlar el apetito, ya que nunca dejamos totalmente de comer. Pero en mi práctica veo que a los pacientes les es tan fácil uno como el otro.

Una pregunta típica que me hacen es si en vez de comer a la comida pueden a la cena…

De forma excepcional sí, pero es mucho mejor que hagamos la comida y reposemos a la cena que es cuando mejor descargamos el sistema digestivo.

El segundo acercamiento, el AYUNO, solamente consumimos licuados de verduras y de frutas todo el día. Este acercamiento es menos recomendable en personas que tengan un peso por debajo de lo deseado. De todas maneras, estas personas pueden practicar este acercamiento durante una semana o 10 días SIN PROBLEMAS y luego saltar al otro.

Este acercamiento es sin duda el más eficaz a la hora de eliminar toxinas y perder peso.

La primera vez que lleve a cabo un ayuno, tenía una enorme adicción a la comida y una sensación de que necesitaba comer constantemente y una gran cantidad. Después de mi primer ayuno de 21 días, no solo perdí 10 kg y me encontraba rejuvenecido, sino que recobre el control sobre la comida. Elimine la adicción y me di cuenta que soy yo el que decide qué y cuánto como.

Los beneficios a nivel mental son excepcionales también y un aspecto que debemos tener en cuenta.

Me preguntan una y mil veces y siempre respondo lo mismo. ¡LA PARTE MÁS IMPORTANTE PARA RECOBRAR LA SALUD ES SIN DUDA ESTA … LA DETOXIFICACIÓN!

Los beneficios son incontables. Durante este proceso perderás peso, rejuvenecerás tu piel, eliminarás el acné, mejorarás tus digestiones, recobrarás la vitalidad, eliminarás el dolor, mejorarás el sueño, aumentarás el sistema inmune y curarás o empezarás la curación de innumerables patologías. En definitiva, CURARÁS TU CUERPO.

Si tu intención es perder peso, te recomiendo que emplees el método del ayuno total. Primeramente porque bajarás más peso (aprox. 0.5 kg / día), depurarás más toxinas y porque pasados los 3 – 4 primeros días desaparece el apetito totalmente cosa que con el semi ayuno siempre hay la posible tentación de comer.

No hay uno mejor que el otro. Yo y cientos de pacientes hemos practicado los dos y ambos se pueden llevar a cabo fácilmente.

La mejor parte es que si sentimos que nos descarriamos y volvemos a ganar peso, siempre podemos hacer un reset de un ayuno de 5 días o incluso 3 días para ponernos en marcha otra vez.

De forma sistemática se gana entre un 10% – 20 % del peso perdido (que suele pasar en todas las dietas y tiene que ver con el agua, el glucógeno muscular y el llenado de los intestinos), pero el resto se mantiene con algún pequeño cambio.

Si el peso es un tema que os preocupa, NO SOLO OS FIÉIS DE LA BÁSCULA como método de progreso. Es algo que a mí personalmente casi me hace perder la cabeza. Es más interesante ver una foto del antes y el después, medirte la cintura y la cadera o medir el IMC. El peso es algo demasiado relativo.

Los estudios realizados han visto que las personas que llevan a cabo estos ayunos de licuados cuando se les hace un seguimiento durante los meses y años posteriores, tienden a comer dietas más sanas y con más verduras y frutas. Por tanto a la larga, también bajan de peso.
Desde mi punto de vista personal, tanto para mi, como para mis pacientes, ha sido el mayor descubrimiento de los últimos 10 años. Yo, por ejemplo en mi primer ayuno, perdí 10 kg en 21 días y durante los próximos 3 meses subí 3 kg y luego me mantuve. Rejuvenecí mi piel, volví a dormir bien como cuando era un adolescente, recobré mi vitalidad y, mis digestiones, que habían sido un problema los últimos años de mi vida, se restituyeron al 100%.

Varias veces durante este proceso, después de vacaciones o periodos que me había salido de la ruta, hice ayunos de 3 o de 5 días (cosa que sigo haciendo y haré toda mi vida).

Uno de los datos más reveladores que tuve al embarcarme en este proceso de rejuvenecimiento a base de licuados, es que, a diferencia de lo que creemos o nos han hecho creer, el cuerpo está programado y preparado para funcionar con ayunos.

Si contamos que la evolución del hombre desde que era simio hasta la actualidad son unos 7 millones de años y que la época de opulencia y exceso alimenticio solo tiene unos 100 años para la población desarrollada.

Podemos ver que durante este largo proceso de tiempo, debido a factores climáticos y demás, los hombres han tenido que adaptarse a largos periodos de tiempo sin comida.

El cuerpo está PERFECTAMENTE preparado para iniciar el proceso de alerta y subsistir de su propia grasa. No solo esto, sino que las personas que hemos hecho ayunos prolongados, podemos constatar que hay un aumento de la vitalidad.

¿A qué se debe esto?. Parece ser que cuando el cuerpo entiende que esta en la “sabana” sin alimento, ese propio “estrés” lleva a que agudices tu vitalidad y rendimiento al 100% para subsistir o por si tienes que cazar.

Los estudios que se han hecho en ratas nos demuestran que las ratas que son expuestas a ayunos cortos o largos, queman grasa con más facilidad, regulan sus niveles de insulina y alargan la vida al mismo tiempo que son más inmunes a los factores externos. Los mamíferos más longevos que se conocen hasta ahora son las ratas de laboratorio llevadas a ayunos. Sabemos que sometiendo a los mamíferos a ayunos prolongados, reforzamos el organismo y la longevidad. Y todos los estudios muestran que te REJUVENECES.

Por tanto, una vez más, cuando el cuerpo sufre un estrés, se fortalece. Así que ayunar nos hace más fuertes.

Sabemos que durante el ayuno se regula el azúcar en sangre (a diferencia de lo que se piensa), disminuye el colesterol y regula los lípidos, se pierde peso, se eliminan tóxicos, se crean nuevos vasos sanguíneos, se rehace la flora intestinal, se fortalecen los tejidos, AUMENTA LA HORMONA DEL CRECIMIENTO, se regulan marcadores sanguíneos, se regula la insulina y se mejoran las condiciones aeróbicas entre otras.
CONTRAINDICACIONES: sorprendentemente son pocas las personas que no pueden beneficiarse de los licuados aunque en casos de DIABETES TIPO 1, PERSONAS FUERTEMENTE MEDICADAS, HIPOTIROIDISMO REAL, PERSONAS EMBARAZADAS, NIÑOS MENORES DE 20 Y OTRAS RECOMENDAMOS QUE CONSULTES CON TU MÉDICO ANTES DE INICIAR EL PROCESO EN CASOS DE ENFERMEDAD SEVERA O CRÓNICA.

La gran diferencia de los “ayunos nutricionales” y los ayunos de agua sola (o del sirope , etc..), es la siguiente…

Ambos tienen en común, que al permitir el reposo del sistema digestivo (no olvidemos que el sistema digestivo también comporta el hígado, el páncreas y en cierta manera los riñones además del estómago y todo el intestino), esa energía que emplea en hacer la digestión, la puede emplear en regenerar el cuerpo y en eliminar toxinas.

Sabemos por ejemplo que al reposar el páncreas, este puede dedicarse a regenerar los tejidos y a mitigar ciertos tumores u otros tejidos enfermos.

Ambos tienen en común que al no ingerir alimentos, el cuerpo debe alimentarse de las propias reservas de grasa (recordemos que las grasas también almacenan toxinas). En ambos casos, al generar un estrés al cuerpo, éste, al sufrir una agresión (peligro de hambruna), se fortalece y repara.

En estos beneficios encontramos el porqué las diferentes culturas han usado el ayuno durante tanto tiempo.

DIFERENCIAS

Cuando abordamos las diferencias…

Primeramente tenemos una GRAN DIFERENCIA que nos aporta la tecnología, que es que debido a las licuadoras, que extraen AGUA con minerales y vitaminas de las verduras y de las frutas, podemos llevar a cabo lo auténticamente milagroso y esto es NUTRIR al mismo tiempo que depuramos.

LOS TOXICOS EN EL CUERPO CUMPLEN UNA FUNCIÓN. Creo que este fue uno de los hechos más reveladores dentro de mi aprendizaje del cuerpo humano.

Pongamos por ejemplo el Mercurio, que es un metal pesado y un tóxico. El Mercurio es en muchos casos empleado por el cuerpo como substituto de otros minerales como el magnesio o el selenio para que el cuerpo pueda llevar a cabo su correcto funcionamiento. Evidentemente, este no funciona igual de bien que sus primos los minerales, y de esta manera una parte sigue siendo usada por el cuerpo con pobres resultados y la otra, el cuerpo la intenta almacenar y resguardar, ya que al cuerpo le es muy difícil de expulsar. De esta manera encontramos los metales en todo el cuerpo, sea en la circulación o en tejidos como el ojo, los riñones o el cerebro. Y en el caso del Mercurio, por ejemplo, aparte de depurar hemos de dar Selenio para que lo reemplace y lo pueda eliminar el cuerpo.

Lo importante a entender es que cuando solo permitimos que el cuerpo depure (ayunos de agua) el cuerpo no elimina muchos tóxicos y metales ya que se queda “cojo” porque muchos de estos cumplen una función, pero cuando le damos además de agua GRANDES CANTIDADES DE MINERALES, DE VITAMINAS, oligoelementos y fitonutrientes en la mejor forma absorbible que el cuerpo conoce, este elimina el 100 % DE LOS TOXICOS, ya que al mismo tiempo se nutre y se regenera.

Hemos de tener en cuenta también que gran parte de los enzimas que se usan para eliminar los tóxicos funcionan con vitaminas y minerales que se proporcionan con los licuados.

Actualmente he puesto en práctica los ayunos nutricionales en innombrables ocasiones y personas. Casi todos reportan lo mismo salvando algunas excepciones.

El primer día suele pasarse bien, hay personas que incluso reportan excesos de vitalidad y de alegría. El segundo día, suele variar ya que en este momento el cuerpo empieza a darse cuenta de que no lo vas a alimentar y empieza a quejarse. Aquí es donde se inicia un estado de hambre o una leve sensación de inquietud que se hace totalmente llevadera con determinación y manteniéndose ocupado.

Efectivamente en este momento es cuando el cuerpo deja de quemar energía proveniente el exterior y empieza a quemar sus propias reservas. Este es el proceso que llamamos CETOSIS METABOLICA. Un proceso totalmente natural que no debemos confundir con la ceto acidosis diabética.

Cuando el cuerpo entra en este proceso, es normal que tengamos más sensación de hambre y por tanto queramos comer. Esto suele durar 48 o 72 horas, pero para el día 4 o 5 el cuerpo ya está acostumbrado totalmente a combustionar la grasa y es cuando entra esa sensación de bienestar. Aún no he tenido ningún paciente que no lo haya podido llevar a cabo. Es una cuestión puramente mental que se supera sin problemas.

En este proceso, a partir del 4 o 5 día, la gente reporta un “subidón ” de energía y de claridad mental. El HAMBRE DESAPARECE de forma asombrosa, es algo así como cuando se va la luz y se enciende el generador de emergencia.

Por tanto os animo a que atraveséis este momento y automáticamente notaréis como aumenta vuestra vitalidad, mejora el dolor, aminora el cansancio y elimináis peso de una manera vertiginosa.

Durante estos primeros días, podéis notar cansancio, mareos, dolores de cabeza, gases, diarreas, insomnio o somnolencia, dolores, mal sabor de boca, nauseas… los síntomas que notaréis siempre van a ser leves y transitorios (si persisten mas de 1 semana detén el proceso).

Desde mi experiencia clínica, los más comunes son los dolores de cabeza y el cansancio. Para esto no tenemos que hacer nada más que beber mucha agua y descansar. RECOMIENDO EL CONSUMO DE AGUA DE COCO durante el proceso ya que esta cargada de electrolitos. Podemos tomar hasta ½ litro al día.

Como he dicho, a parte de estos primeros días en los que tenéis que triplicar el consumo de agua (2 a 4 litros al día a parte de los zumos) y descansar (podéis hacer siestas de 20 minutos tantas veces como necesitéis a lo largo del día, siempre con un mínimo de 2 horas entre siesta y siesta).

Un aspecto muy importante es aumentar el consumo de agua. Yo pienso que debemos beber al menos la misma cantidad de agua que de licuados, para poder drenar.

En cuanto al sueño, descartando los primeros días, hay personas que notan una disminución de las horas de sueño. Esto se debe al hecho de que al no usar el sistema digestivo, tenemos mucha más vitalidad. No hay que preocuparse y debemos usar este tiempo para hacer cosas productivas como leer, hacer más deporte, meditar o cualquier cosa que nos llene.

Es un buen momento para regular nuestro reloj biológico y despertarnos más temprano.

Un punto importantísimo es el DEPORTE. Es fundamentas que durante esta fase hagamos una buena dosis de deporte. Un aspecto que sorprende a la gente es que pueden aguantar sin problemas corriendo, haciendo fitness o cualquier actividad física. Durante los retiros en nuestro instituto médico, recomendamos entre ¡2 y 3 horas de actividad física al día!… algunas de las cuales son de alta intensidad.

Un aspecto que no dejo de oír constantemente es como la gente se sorprende al ver que no solo aguantan sino que tienen más vitalidad, y es que, cuando el cuerpo empieza a quemar grasa y absorber los micronutrientes, se vuelve incluso más eficaz energéticamente.

Yo personalmente, en las fases de ayuno suelo ir a correr unos 20 minutos intensamente a la mañana. Al mediodía suelo hacer una clase de spinning o de pesas con monitor. Y a la noche vuelvo a ir a correr unos 30 minutos, además por supuesto, de trabajar, estudiar, socializarme y demás.

El último aspecto es que durante los licuados debemos seguir teniendo un ritmo regular de deposiciones. Aunque estas cambian de textura y de regularidad, debemos seguir yendo de vientre.

Pensad en un bebe que toma el pecho, aunque solo consume líquido, este sigue teniendo deposiciones. Esto lo vamos a conseguir, ya que los licuados están CARGADOS DE FIBRA insoluble y esta va a circular por el intestino.

Como veréis, las deposiciones son a veces muy pequeñas y totalmente liquidas en la mayoría de los casos, cosa que es normal. A veces, en vez de hablar de deposiciones, suelo hablar de tener movimientos intestinales.

Es fundamental resolver el estreñimiento durante esta fase para no acumular toxinas.Si vemos que no tenemos ningún movimiento intestinal durante más de 2 días recomiendo que hagamos lo siguiente.

Primeramente aumentar el consumo de agua y luego podemos usar un laxante no irritante y natural como es el CARBONATO DE MAGNESIO, tomando de 2 a 4 cucharadas soperas rasas en agua antes de acostarse (lo encontramos en cualquier farmacia). Una vez encontremos la dosis que nos funciona la mantendremos durante 3 o 4 días a ver si el cuerpo se regula solo. No hay ningún problema en usarlo regularmente durante el ayuno si es necesario.

Son deposiciones muy pequeñas y de consistencia líquida.

La segunda opción que es mi preferida y la que recomiendo a todos mis pacientes durante la desintoxicación, son los enemas de café, que podréis entender mejor entrando en este artículo o leyéndolo más adelante.