– Experiencia de una paciente durante un DETOX – 

A ver si soy capaz de plasmar y transmitir mi experiencia con el plan detox que realicé, consistente en tomar únicamente zumos de frutas y verduras durante 14 días.

Ya había probado en alguna ocasión a hacer algún día de ayuno después de leer sobre el tema y pareciéndome muy interesante y realmente tuve sensaciones muy positivas en esas ocasiones, además de que en una persona deportista de larga distancia como yo, me servía para experimentar como funcionaba sin alimento y siempre me llevé cosas positivas.

En esta ocasión me propuse empezar un plan un poco más largo, porque realmente necesitaba hacerle un “reset” a mi cuerpo y a mi mente.

Hace 2 años que no compito en ninguna carrera, nuevos proyectos profesionales, estrés, cambios en general en todos los aspectos y sin darte cuenta vas entrando en un bucle del que cuesta salir porque creas unos nuevos hábitos muy “cómodos” y romper con ellos no es fácil. Me refiero a hábitos cómodos, como comer fuera de las horas que tocan, comer más de lo necesario y encima comida que no solía comer, quedarse tumbado en la cama en lugar de salir a entrenar, etc… y todo eso es muy fácil de llevar! Pero evidentemente eso no son buenos hábitos para nuestro cuerpo y eso a largo plazo, es un maltrato para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Entonces llega el día que quieres romper con todo eso y volver a sentirte bien como lo estabas antes. Te das cuenta que ese no es el camino correcto y si encima que tenemos estrés, le sumamos que maltratamos el cuerpo, ya es el acabose.

A través de Facebook y Youtube me fui viendo los vídeos del Dr. Alejandro Bradshaw, siempre con información interesante y después de ver sus experiencias personales con el detox, me dije, “porque no?” Así que me decidí en empezar el plan de 14 días.

Cuando tuve la guía del detox en mis manos me pareció súper completa, con toda la información necesaria y no tuve para nada la sensación de estar “sola” o perdida en el proceso que me esperaba. En la guía tienes el día a día que hay que seguir, la lista de la compra para facilitar el seguimiento y unos links muy interesantes de coaching realizados por Alejandro donde te ayudan a sentirte acompañado y motivado en el proceso.

En fin, con toda la info en mis manos, llené mi nevera de las frutas y verduras señaladas y empecé el plan!!

Mi manera de funcionar era licuar todos los zumos del día de una tirada y guardarlos en botes de cristal en la nevera y así tenerlo siempre listo y a mano hasta el día siguiente.

Vaya por delante que a mi la fruta y la verdura me apasiona, por lo que los licuados los veía como algo lleno de vida y por supuesto riquísimos y es que realmente lo son.

El primer día a la tarde ya tuve todos los males de una desintoxicación, pasé 2h de dolor de cabeza y malestar, pero realmente nada grave y ya tenía identificadas esas sensaciones de algún ayuno que había hecho en alguna ocasión, así que sabía que era algo normal.

Del segundo al quinto día no tuve absolutamente ningún malestar, al contrario, sentía cada vez más vitalidad y cada día me sentía mejor, más enérgica y más ligera.

Entre el quinto y el séptimo día empecé a sentir más beneficios físicos, como la piel y el pelo más suave, mejor color de piel, mucho más desinflamada, todo eran beneficios.

También dormía muy bien y una de las cosas más importantes es que no sentía ninguna ansiedad por comida y no pasaba nada de hambre, absolutamente nada.

Recién entre los días 11-12 tuve hambre, sentía realmente ganas de comer algo sólido, tuve que ser fuerte y pelear con mi mente para aguantar pero había experimentado tantos beneficios hasta entonces que no quería tirar la toalla, prefería sufrir un poco pero seguir adelante porque quería llegar a los 14 días sí o sí para tomar mis conclusiones.

Los 2 días de hambre pasaron y volví a un estado de calma y bienestar con los licuados.

A todo esto yo he seguido teniendo una actividad física diaria en mi trabajo porque no paro quieta y además he tenido energía para salir a entrenar un rato por las mañanas, así que para nada me he sentido decaída o sin fuerza, me sentía mejor que antes!

En mi día 13 fui a la consulta de Alejandro para contarle un poco como me sentía y para que me guiara en como terminar con el plan y como continuar a partir de ahora. Todo estaba perfecto. Había perdido 4kg, y mucho volumen. Estaba a tope de energía y me sentí guiada y respaldada para  terminar con el detox y volver poco a poco a introducir alimentos.

Y el día 14 llegó! Y yo me seguía encontrando tan bien que tenía el deseo de seguir funcionando un tiempo más así, ya que sentía que todo eran beneficios, pero como Alejandro me hizo entender, esto es un “reset” y siendo yo deportista y con mi masa muscular, hay que conservarla y entrar poco a poco a una normalidad de comer bien y retomar buenos hábitos.

Y si de algo me ha servido este detox, básicamente ha sido para eso, siento que ha sido una “cápsula de vida”, me ha permitido romper por fin con hábitos que no me convenían y que no podía dejarlos y ahora lo he conseguido, porque ya he experimentado que ese hábito que hacía porque pensaba que me iba a aportar bienestar o que “lo necesitaba”, realmente no era así.

Ahora me vuelvo a sentir bien, con más energía, con la fuerza y las ganas necesarias para volver a retomar mis entrenos y volver a competir.

Y sobretodo para volver a tomar conciencia con el momento de la comida, por supuesto hay que seguir trabajándolo pero es un buen comienzo. Hay que trabajar el “mindfulness” a la hora de comer y prestar atención a las emociones y a lo que se hace.

Espero que mi experiencia le pueda servir a alguien y se anime con ello, porque realmente se genera un “desbloqueo”.

Por supuesto agradecer a Alejandro su profesionalidad, su pasión por lo que promueve y defiende, porque cuando algo se hace con pasión se nota.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario