Niños y mocos

Después de los catarros, las gripes y las bronquitis muchos de nuestros pequeños continúan con ese estado catarral y mocoso durante días y días. Esto, a veces, se convierte en mucho tiempo y médicamente lo englobaríamos dentro de lo que llamamos la rinofarinjitis de los niños.

Una de las formas más eficaces para curar este tipo de catarros es encontrar el remedio homeopático adecuado.

 

Si quieres probar con una estrategia que se usa mucho en la medicina china contra los mocos: prueba de hacer una sopa de pera con canela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPublicar comentario