La lechuga es un alimento que está compuesto básicamente por agua y fibra. Aún así hay mucha gente que me comenta que le cuesta digerirla.

El cuerpo humano tenemos una serie de bacterias que se segregan en el intestino creando toda una flora bacteriana que nos ayuda a digerir ciertos alimentos. Es en la escasez de esas bacterias cuándo nos surgen problemas digestivos y nos priva de catapultar la digestión.

Cómo te digo, el problema no está en la lechuga. Está en ti. Tienes que mejorar tu sistema digestivo.

IMPORTANCIA DE LA LECHUGA

No es tan interesante que dejes de comer lechuga porque te sienta mal, si no ir introduciendo otros tipos de verduras de hojas verdes para que tu cuerpo se acostumbre a tratarlos: canónigos, rúcula, endivida o la escarola. Poco a poco ves introduciendo la lechuga y verás que ya no te sientes con esa pesadez.