Trastornos alimenticios en el niño

Cada día acude más gente a la consulta con trastornos alimenticios de su hijo o hija. Lo más frecuente son los niños que no quieren comer de forma sistemática. Esto es un problema que causa inquietud a la familia, ya que inicia una neurosis donde observan que el niño se desnutre, no crece, no sigue las curvas de crecimiento…  Lo que provoca es: que los padres ponen más comida a su niño/a y él o ella no quiere sentarse en la mesa a comer. Esto es un círculo vicioso que no para y se va haciendo más grande.

Desde el punto de vista clínico muchas veces estos problemas responden a trastornos gastrointestinales como son parásitos, hongos y demás. La forma más rápida y eficaz de estabilizar este tema es con un remedio homeopático.

 

Haz tu primera visita y no entres en un bucle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

limpiar formularioPublicar comentario